Trastorno de Ansiedad generalizada (TAG). Breve descripción. - Fernando Beltrán

Blog

Trastorno de Ansiedad generalizada (TAG). Breve descripción.

Podemos decir que la característica principal del TAG, es tener una preocupación y ansiedad excesivas persistentes (al menos 6 meses) y difíciles de controlar, sobre un número de actividades o acontecimientos como el rendimiento escolar o laboral. Las preocupaciones se relacionan con temas como la familia, los amigos, el trabajo, el dinero, los estudios, la salud o el manejo de la casa. No obstante las preocupaciones sociales suelen tener más peso que las físicas o las económicas. Como explica Rapee (1995), esta preocupación puede definirse como una cadena sobretodo de pensamientos e imágenes con carga afectiva negativa y relativamente incontrolable, que se orienta hacia un peligro futuro que es percibido como incontrolable. Los individuos con TAG suelen presentar preocupaciones constantes, dejando solamente un tema de preocupación cuando aparece uno nuevo. Estos individuos se preocupan por acontecimientos y cosas que es improbable que ocurran (si ocurren suelen ser más manejables y menos dramáticos de lo que ellos piensan). Como explica Dugas (1996) con toda probabilidad, se puede decir que sus preocupaciones están muy relacionadas con la intolerancia a la incertidumbre; y así estos individuos suelen dar vueltas a las cosas y preocuparse con las posibilidades negativas, los errores, los fracasos y las dificultades reales o imaginarias. Estos individuos se diferencian de las personas “normales” en que sus preocupaciones son más frecuentes, duraderas, intensas y difíciles de controlar; además se preocupan más por cuestiones menores. Normalmente las preocupaciones están asociadas con síntomas como: inquietud, fatigabilidad, dificultades de concentración, irritabilidad, tensión muscular (síntoma más característico) y perturbaciones del sueño. Otros posibles síntomas pueden ser: temblores, dolores musculares, manos húmedas, boca seca, sudoración, nauseas, diarrea, polaquiuria, dificultad para tragar y sobresaltos.

       Para que pueda diagnosticarse TAG, es necesario que la preocupación, la ansiedad o los síntomas físicos produzcan un malestar clínicamente significativo o un deterioro social o laboral. El TAG puede comenzar en la infancia y la adolescencia y puede presentar otros problemas asociados como depresión mayor, agorafobia, fobia específica, social, trastorno de pánico, abuso de drogas, etc.

2 Comments - Leave a Comment
  • Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *