Dilemas y conflictos éticos y el modelo de Knapp y VandeCreek. - Fernando Beltrán

Blog

Dilemas y conflictos éticos y el modelo de Knapp y VandeCreek.

El riesgo de error o de causar daño a los clientes por parte del psicólogo es real, ya que los psicólogos no pueden pretender actuar de forma profesional eliminando todos los riesgos. Por ello, los psicólogos deben comportarse con el máximo respeto por los principios éticos y los estándares que guían su profesión. De esta forma, Knapp y VandeCreek (2006) identifican una serie de los riesgos como la ignorancia, la incompetencia, la insensibilidad, la impulsividad, la falta de insight y la documentación incompleta. Estos riesgos pueden ser evitados si los psicólogos tratan de estar informados, tratan de ser competentes, de ser sensibles, de ser equilibrados emocionalmente y cultivan su habilidad para tomar conciencia de las cosas  (insight). Por ello el psicólogo debe de actuar de forma positiva y activa de acuerdo con la ética profesional, por lo que es recomendable estar informado sobre la legislación y las normas éticas y deontológicas a las que los psicólogos están sometidos; y por supuesto, el psicólogo debe ofrecer servicios para los que tenga una buena formación y además, no debe dejarse guiar por reacciones emocionales no apropiadas. Por todo lo anterior, es mucho más fácil cumplir con los principios éticos de la profesión si la ética personal y la profesional están integradas.

Como no se puede ejercer sin riesgos, ser prudente es una actitud útil. No obstante, debemos dejar claro que integrar la moral individual con el respeto de la ética profesional, no es tan fácil de llevar a cabo como hemos tratado de explicar, por lo que de nuevo Knapp y VandeCreek, proponen tratar la toma de decisiones éticas como si se tratase de una habilidad en solución de problemas. De esta forma, al ejercer la profesión y cuando aparecen dilemas o conflictos éticos, si no se posee experiencia y no se conoce en profundidad la ética psicológica (tampoco ayudan los códigos deontológicos ya que son poco claros), estos autores, proponen que se utilice un modelo de cinco etapas, para que los psicólogos desarrollen su habilidad de resolver conflictos éticos. Estas etapas son:

1-Identificar el problema: es recomendable utilizar los principios éticos y el código deontológico como herramienta de análisis del problema.

2- Desarrollar hipótesis alternativas al problema: ser capaz de ver el problema desde diferentes puntos de vista.

3- Valorar la información y las opciones disponibles: es muy útil valorar las ventajas y los inconvenientes de cada solución potencial.

4- Elegir y ejecutar la mejor solución: se trata de llevar a la práctica la solución escogida, aunque a veces, esto es una nueva fuente de conflictos, ya que en ocasiones escogemos soluciones que no sabemos llevar a la práctica.

5- Revisar los resultados: valorar si la solución ha sido adecuada a los principios éticos y al código deontológico.

La CPA (Asociación de Psicólogos Canadienses) incluye un modelo de toma de decisiones éticas, con el objetivo de que sus asociados lo sigan cuando exista un dilema ético. Este modelo posee siete pasos:

1-Identificar el problema.

2-Desarrollar estrategias alternativas.

3-Analizar los posibles riesgos de cada estrategia.

4-Elegir la/s estrategia/s óptima/s.

5-Asumir las responsabilidades de las acciones.

6-Evaluar los resultados de la aplicación de las estrategia/s seleccionada/s.

7- Y asumir la responsabilidad por las consecuencias de la actuación.

La CPA también  recomienda que los psicólogos consulten con sus colegas cuando se les presenten conflictos éticos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *